La Masonería una institución universal, esencialmente filantrópica, filosófica e iniciática, cuya estructura fundamental es un sistema educativo, tradicional y simbólico. Se ingresa a ella por medio de la Iniciación y se encuentra  fundada en el sentimiento de la Fraternidad y de la unión de hombres y mujeres de espíritu libre de cualquier raza, nacionalidad y credo.

Tiene por objeto el perfeccionamiento del hombre en el medio en que vive y convive y de la humanidad. Promueve entre sus adeptos la búsqueda incesante de la verdad, el conocimiento de sí mismo y del hombre, para alcanzar la fraternidad universal del género humano. A través de sus miembros proyecta sobre la sociedad humana la acción bienhechora de los valores e ideales que sustenta y de ayuda desinteresada hacia el prójimo.

La masonería no es una secta ni es un partido político, sino una orden que exalta la virtud de la tolerancia y rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. Aleja de sus talleres las discusiones de política partidista y cualquier sectarismo religioso. Su ideología se basa en los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad y, consecuentemente promueve la justicia social y combate los privilegios y la intolerancia.

Los verdaderos masones promulgan y tienen los siguientes derechos:

• Derecho a la libertad de credo. 

• Respeto a la libertad de terceros y exigencia de sus derechos. 

• Fundamentan su vida en un orden natural o universal. 

• Rechazan las discusiones sobre política y religión, así como el posicionamiento institucional sobre estos aspectos. 

• El principio de libertad absoluta de conciencia. 

• Práctica de la igualdad, sin importar género o condicional social. 

• Fraternidad entre los miembros y la familia de los mismos. 

• Disciplina y respeto. 

• Amor por la patria. 

• Estudio constante y discreción.

• Lucha constante por una superación personal y espiritual.

 

¿Qué se necesita para ser Masón?

El primer requisito indispensable para ingresar a la Francmasonería es la creencia en un Ente Divino o Ser supremo, creador, autor del universo, sea cual fuere su nombre; sin este requisito no es posible ser aceptado en la fraternidad.

Los requisitos secundarios para ingresar son: ser varón o mujer mayor de 21 años, gozar de buena reputación y no desempeñar un oficio o profesión que atente contra los derechos humanos, la ética, la moral, y los principios de la Francmasonería; esto es, en resumen "ser libre y de buenas costumbres".

Las personas que cumplan con estos requisitos fundamentales y que deseen ser admitidos como Francmasones deberán realizar una petición formal a la que seguirán diversas entrevistas, requisitar una solicitud y atender otras cuestiones que oportunamente se piden una vez establecido el contacto personal.

Toda admisión en la Francmasonería está sometida a votación y culmina en la iniciación.

Ingreso a Aldebarán:

Nombre:
Ocupación:
Intereses:
¿Por qué desea ingresar?
Teléfono:
e-mail:
¿Cuántos lados tiene un triángulo?
Enviarme copia